<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-TQT3FTV&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

24/10/2019

Municipalidades: ¿Cuándo mostrarán notorios resultados?

Publicado por ComexPerú en su Semanario 1003.

Autor: ComexPerú

 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha propuesto 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en su Agenda de Desarrollo 2030, entre los cuales se encuentran los siguientes: Fin de la pobreza, Hambre cero, Salud y bienestar, y Educación de calidad. En el Perú, cuando hablamos respecto a cómo vamos en relación con los ODS, nos vienen a la mente políticas que se quedan a medias: (i) reducción de la pobreza monetaria, mas no de la pobreza multidimensional, que toma en cuenta la calidad de vida; (ii) mejora de la calidad en la provisión del servicio de salud, a pesar de que aún existe un desabastecimiento crónico en los establecimientos públicos en cuanto a medicamentos (ver Semanario 1000 de ComexPerú); y (iii) mayor inversión en educación, mas no en la calidad educativa. 

 

Dicho esto, es necesario recordar que la gestión de políticas públicas en nuestro país está descentralizada y que las municipalidades, tanto provinciales como distritales, además de los Gobiernos regionales, juegan un rol fundamental en este proceso, ya que son, a fin de cuentas, las entidades más cercanas a la población. Por ello, la nueva ministra de Economía y Finanzas afirmó recientemente que el presupuesto del Programa de Incentivos a la Mejora de la Gestión Municipal se incrementará de S/ 600 millones a S/ 800 millones en 2020, al ser un instrumento de “gran apoyo" para las comunas. Entonces, para que exista eficiencia del gasto, por ejemplo, es imprescindible que el Estado identifique y comprenda cuáles son las principales necesidades de las municipalidades en cuanto a capacitación y asistencia técnica.

 

UNA MIRADA A LAS CIFRAS

Tan solo basta mirar algunas cifras de ejecución y periodicidad del gasto público para evidenciar la actual “brecha de gestión” que aqueja a estas instituciones. Por ejemplo, a tan solo tres meses de culminar el año, los Gobiernos locales solo ejecutaron un 41.6% del presupuesto institucional modificado (PIM) en lo que respecta a proyectos de inversión pública (PIP). Asimismo, entre las carteras en las que menos se ha gastado se encuentran turismo (31.1%), orden público y seguridad (35.2%), industria (35.8%), saneamiento (36.8%) y salud (37.7%), sectores fundamentales para fortalecer la competitividad del país y erradicar la pobreza multidimensional. Por otra parte, las municipalidades que menos avance han tenido pertenecen a los departamentos de Madre de Dios (29%), Tumbes (31.5%) y Áncash (32.3%). En cuanto al primero, si observamos el avance de ejecución de los recursos por canon y regalías, en lo que va del año, ha ejecutado aproximadamente S/ 6.4 millones, lo que se traduce en un avance del 31.5%. Lo sorprendente es que, dentro de este rubro, el que ha tenido una mayor ejecución es cultura y deporte, con un 84.2%, mientras que ¡saneamiento y salud solo tuvieron un 37.3% y un 18.1%, respectivamente!

 

Por otro lado, tenemos el caso de Cajamarca, departamento más pobre en nuestro país, y en lo que respecta al avance de sus Gobiernos locales tan solo se ha ejecutado un 39.9%. Entre las carteras en las que menos se ha gastado están saneamiento (32.7%), salud (40.7%) y educación (55.9%). Entonces, ¿cómo esperamos combatir la pobreza, mejorar la calidad de la salud o la educación si no están llegando eficientemente los recursos a los departamentos que más lo necesitan? ¿Existe un sector público a nivel local técnico y fortalecido?

 

Durante años se ha evidenciado que la evaluación ex post de los proyectos ejecutados es deficiente, y esto resulta clave si se desea avanzar en eficiencia del gasto y priorización de necesidades para elaborar políticas públicas. Y si a esto sumamos una ineficiente gestión de las municipalidades provinciales o distritales en los departamentos que más lo necesitan, es claro por qué no se cierran las brechas existentes en cuanto a pobreza, salud y educación. Ante esto, las municipalidades deberían recibir asesoramiento sobre presupuesto por resultados, que vaya de la mano con el incremento presupuestal del Programa de Incentivos a la Mejora de la Gestión Municipal. Se requieren acciones concretas en cuanto a asistencia técnica y capacitación. ¡Pero ya!